domingo, 1 de febrero de 2009

Pocas ganas de contar.

Muy pocas, la verdad. Ni tengo ganas de escribir ni de colgar ningun video. Ya vendran las ganas otro dia. Tampoco es que tuviera nada interesante y nuevo que contar, pues hago una vida de lo mas vegetal.
Ayyy! Aquellos tiempos de cafés en la terracita los domingos ñoños, o después de una escapadita en bici, o una paliza de nórdico en La Rágua... o de un finde de compe y la chola a estallar. Ahhh, que tiempos... "Recuerde el alma dormida, avive el seso y despierte, contemplando, como se pasa la vida [...]"
Na, que me voy a ver el Biathlon, Diooos que planazo.

1 comentario:

Laura M. Cañamero dijo...

Jo... Robert! Menudo animo decaido!!! Te mando un besazo...