domingo, 12 de diciembre de 2010

I Travessia Nedant de La Marató de TV3

Ya está hecho, hemos nadado desde l'Estartit a les Medes y vuelta en pleno mes de diciembre. Esta vez no había barco que nos llevara hasta ellas, era ir y volver con el único fon de recaudar fondos y presencia mediatíca para los enfermos medulares.

Había amanecido con fresquete, que es una manera fina de decir que fue una noche fría de cojones. A las 8.00 no apetecía mucho salir del calor de la cama, mas si estás algo resfriado y todo el puente anterior lo has pasado con dolor lumbar y ciatalgia. A las 9.30 no parecía que fuera una mala mañana, sol, nada de viento, ¿perfecto para nadar 3.200 metros con el agua bastante fría? En l'Estartit hacía una mañana fabulosa, empezaban a aparecer caras conocidas, faltaban por llegar el resto de "cargoles", que llegaron, por supuesto. Xavi y Agustí dispuestos a nadar, Alber haciendo de padre nos vio salir acompañado por Biel. Dan la salida y en las primeras brazadas tengo que sacar la cara o me estalla del frío, ¡puta sinusitis! Antes de llegar a la punta del espigón ya tengo claro que no me retiro ni hago los 800; pienso en el Miquel que va sin neopreno. Al pasar el epigón el agua sube unos 2 grados y ya se convierte en una excursión mas o menos cómoda hasta las islas.

Noto como la corriente Sur-Norte nos desvía, rectifico todo lo que creo y aún así me tuerzo bastante, pero acabo doblando la roca del muelle de la Meda Gran sin problema y afronto la vuelta con ganas; que bonito es el fondo de Illes Medes, me recreo con las rocas, algas y peces que se ven tan tranquilos, sin molestarles los descerebrados y descerebradas que vestidos de goma negra pasan por la superficie. Levanto la cabeza, Roca Maura, esa es la referencia, como siempre. Ale vuelta a tierra firme, si la corriente nos deja ... no, no nos deja, nos sigue llevando al norte, a casa. Pernsandolo bién, con este mar tan precioso y un día estupendo, ¿por qué no? Sólo estoy a 11.600 metros de mi casa, por mar ... otro día. 8.100 desde la Meda Gran hasta Cala Montgó, es para pensárselo para el próximo año. Al final
pensando tonterías me veo en la punta del espigón y recuerdo lo fría que está el agua dentro del puerto y, si, esta que te cagas de fría, pero ya no queda nada para llegar. Llego bastante entero, contento; no tengo forma física, sólo oblonga, pero he nadado bien. En la ducha me doy cuenta que el frío no me ha dejado enterarme de la rozadura en forma de chupetón de Carmen de Mairena que tengo en el cuello.
Charla con los amigos, cervecita en la terraza, una mañana primaveral. Y vuelta a casa a comer y cuidarme. Ahora tengo una especie de mega-chupetón en el cuello, una sinusitis de caballo y la satisfacción de haber hecho una bonita mañana para una bonita causa. Que buenos capuccinos hacen en La Punxa, sin pastel, que eso ya es vicio. Comienza el fumbol, así que me voy para no aguantar tanto jaleo. Me dejo una de mis canciones e interpretaciones preferidas, de esas que te sientan bien en cualquier momento.



http://nedaelmon.blogspot.com/

4 comentarios:

lidia.013 dijo...

Me gusta :)

Xavi Garcia dijo...

Robertin, enhorabuena a todos!

y pedazo canción no la conocía!!

Un abrazo desde el nuevo Club de triatlón de Barcelona: BARCELONA DRAGONS TRIATHLON CLUB!

Xavi.
www.bcndragons.com

annagj dijo...

Felicidades!! desde luego meterse en el agua...con este frio!! ya te vale! Pero siempre hay alguno más loco. Has visto el periódico de hoy? una señora con bañador en una localidad siberiana. -36º!!!!! no pone si salió del agua...

ROBERTINELMALO dijo...

Anna, no era para tanto, salvo la zona dentro del puerto, con mi sinusitis fue algo duro empezar.
-36 ya es otra cosa, espero no probarlo nunca.
Xavi, enhorabuena por ese nuevo club. Portishead son muy creativos y para mi gusto geniales.